Nuevo servicio de transporte público que conecta la estación de AVE de Villanueva de Córdoba

Nuevo servicio de transporte público que conecta la estación de AVE de Villanueva de Córdoba
Nuevo servicio de transporte a la la estación de AV de Villanueva de Córdoba pincha en la imagen para informarte

sábado, 1 de marzo de 2014

La Matanza, Tradiciones, Artesanía, Teatro, Danza, Música y Juegos Populares para celebrar en Villanueva de Córdoba el Día de Andalucía



Más de 4.000 personas asistieron ayer en Villanueva de Córdoba a una fiesta que también contó con una muestra de artesanía, con pregón y con matancera mayor

Más de 4.000 personas asisten a la Feria de la Matanza y la Artesanía
La Matanza
Villanueva de Córdoba se convirtió ayer de nuevo en capital del cerdo ibérico gracias a su tradicional Fiesta de la Matanza y de la Artesanía Popular. Una treintena de empresas y expositores y más de 4.000 personas se reunieron en torno a un ritual tan arraigado en una localidad que vive por y para sus dehesas y sus producciones de cerdo ibérico puro de bellota. Ahí radica la importancia de la fiesta en Villanueva de Córdoba, pues las costumbres matanceras de este pueblo de Los Pedroches constituyen el referente provincial del buen hacer en la transformación de las carnes del tesoro más preciado de los encinares.
Los actos de la Fiesta de la Matanza comenzaron con el tradicional despiece del cerdo, realizado por dos matarifes jarotes. El maestro de ceremonias de todo el proceso fue el conocido industrial jamonero local Antonio Escribano, quien detalló cómo se extraen las distintas partes de las canales del cerdo ibérico. Mantas de tocino, espinazo, presas, secretos, lomos, jamones… Así hasta completar un proceso pulcro y ordenado que se realiza ante la admiración de vecinos y de personas llegadas de fuera para conocer la tradición de la matanza.
Autoridades junto a la matancera oficial
Una vez extraído el espinazo, se cocina la chanfaina, un guiso que se cuece con los despojos óseos y de menor valor del cochino y que, a juicio de Antonio Escribano, es "una exquisitez". La matancera de honor, Isabel Gómez, con más de 80 años, tomó el mando en todo lo referente a la escenificación del proceso de deshuesado, picado y aliñado de las carnes, que luego fueron convenientemente embuchadas en sus tripas de chorizo, morcilla y salchichón.
"Es un honor y un reconocimiento, que me llena de orgullo porque yo he sido una persona humilde que ha trabajado siempre en la matanza", afirmó Isabel Gómez después de toda una vida vinculada a esta tradición. Para ella, la matanza es más que una tradición: "Es la forma que teníamos de vivir". La mujer recibió el reconocimiento del Ayuntamiento, encabezado por el alcalde, Francisco Javier Arenas (PSOE), quien destacó que una de las particularidades de esta fiesta de la matanza es que se reconoce a personas como ella, "que lleva toda la vida vinculada a nuestra tradición más emblemática".
Jara y Granito
Otro de los protagonistas de la jornada fue el industrial jamonero jarote Eusebio Chinarro, más conocido como tío Eusebio, quien realizó el pregón de la fiesta en una carpa instalada para la ocasión y que se llenó para degustar los mejores productos del ibérico. Eusebio Chinarro glosó su vinculación con esta industria y resaltó los valores de un animal tan importante para la economía de las familias como es el cerdo. Ahora y siempre, reconoció el pregonero, el cerdo es santo y seña de Villanueva de Córdoba y de Los Pedroches.
Una vez acabados los actos institucionales, se entregaron los distintos reconocimientos a los matarifes y matanceras y el público tuvo tiempo para vibrar con los sones de la música tradicional de Jara y Granito, con el baile de jotillas jarotas de las alumnas de la Escuela Municipal y con las actuaciones del grupo de teatro callejero El Espejo Negro.

Información de El Día deCórdoba

El espectáculo de la matanza
El Alcalde junto al pregonero de la fiesta
La extracción explicada por parte del industrial jamonero jarote Antonio Escribano de las mantas de tocino, el espinazo, las presas, los secretos, los lomos o los jamones del cerdo fue seguida ayer por más de 4.000 personas en la carpa instalada por el Ayuntamiento junto al pabellón municipal en la Fiesta de la Matanza y la Artesanía Popular de Villanueva de Córdoba. Ante los vecinos y visitantes, y mientras dos matarifes iban despiezando el cerdo, Antonio Escribano relató cómo con el espinazo se cocina la chanfaina, un guiso que se cuece con los despojos óseos y de menor valor del cochino y que a su juicio es "una exquisitez", o cómo en las matanzas se comía el molondrosco, la carne aliñada que luego se embute para la morcilla.
Escuela Municipal de danza
Isabel Gómez Cantador, nombrada ayer matancera mayor, a sus más de 80 años, se animó a realizar una tarea que en su vida laboral le tocó hacer en innumerables ocasiones y participó en el deshuesado, picado y aliñado de las carnes "en su punto exacto", que luego fueron convenientemente embuchadas en sus tripas de chorizo, morcilla o salchichón.
Esta vecina veterana reconoció que "es un honor y un reconocimiento que me llena de orgullo porque yo he sido una persona humilde que ha trabajado siempre en la matanza", que era "la forma que teníamos que vivir".
Juegos populares
Por su parte, el empresario local Eusebio Chinarro, conocido como Tío Eusebio, pregonó la fiesta glosando su vinculación con esta industria, siendo uno de los primeros jamoneros que se instalaron en el actual polígono cárnico, y resaltó los valores de un animal tan importante para la economía de las familias como es el cerdo, del que dijo "es santo y seña de Villanueva de Córdoba y de Los Pedroches".
El alcalde, Francisco Javier Arenas, puso de relieve que, como "la artesa y la artesanía van de la mano", 30 empresas participaron en la fiesta de la artesanía y destacó las degustaciones, visitas guiadas, la música tradicional de Jara y Granito, el baile de jotillas de las alumnas de la Escuela Municipal de Baile, la actuación de la charanga Pata Negra y el teatro callejero de El Espejo Negro y hasta un concurso de cocina matancera.
Información de DiarioCórdoba

Una muerte convertida en espectáculo
Teatro La cabra
Villanueva de Córdoba se ha convertido de nuevo en capital del cerdo ibérico gracias a su tradicional Fiesta de la Matanza y de la Artesanía popular. Más de 30 empresas y expositores y más de 4.000 personas se han reunido en torno a un ritual tan arraigado en una localidad que vive por y para sus dehesas y sus producciones de cerdo ibérico puro de bellota.
Charanga Pata Negra
Ahí radica la importancia de la fiesta en Villanueva de Córdoba, pues las costumbres matanceras de este pueblo de Los Pedroches constituyen el referente provincial del buen hacer en la transformación de las carnes del tesoro más preciado de los encinares. Los actos de la Fiesta de la Matanza comenzaron con el tradicional despiece del cerdo, realizado por dos matarifes de Villanueva.
El maestro de ceremonias de todo el proceso fue el conocido industrial jamonero jarote Antonio Escribano, quien fue detallando cómo se extraen las distintas partes de las canales del cerdo ibérico. Mantas de tocino, espinazo, presas, secretos, lomos, jamones… Así hasta completar un proceso pulcro y ordenado que se realiza ante la admiración de vecinos y de personas llegadas de fuera para conocer la tradición de la matanza.
Información de ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Adsense